Personal,  Tips,  Veinteañeros

¿Mi Primera entrevista de trabajo?

Tarde o temprano llega el momento en que debemos vender nuestra imagen y conocimiento al personal de recursos humanos de la empresa en la cual queremos trabajar, preguntas cómo ¿Me van a hacer pruebas? ¿Que me van a preguntar? ¿Como y cual es el proceso? y esas manos sudorosas aunque estés dentro de un edificio con aire acondicionado es sin duda inevitable. La verdad es que nunca se está lo suficientemente listo para algo, incluso para una entrevista de trabajo; pudiste haber escrito y memorizado miles de preguntas posibles pero eso no te garantiza el éxito.

Recuerdo mi primera entrevista, era una novata que no sabía mucho sobre esta clase de procesos competitivos que todo ser humano debe pasar en algún momento de la vida, mi Curriculum probablemente si lo comparo con el actual es prácticamente patético, y aunque parezca gracioso una de las preocupaciones suele ser ¿Como me dijo que tenía que ir vestido? ¿Anote la dirección correcta? e incluso querer volver a llamar a la persona que te contacto para confirmar que realmente ese día, a esa hora y con esa persona deberás presentarte es la situación que todo primerizo pasa

En fin, me gustaría compartirte 3 consejos para sentirte más seguro al momento de asistir a tu primera entrevista

Olvídate completamente de la entrevista

No quiero decir que no te prepares; pasa que las personas se ponen más nerviosos cuando hacen algo por primera vez, así que te recomiendo hacer lo que te gusta, salir con amigos, caminar, ver una película, dormir, hablar por teléfono cualquier cosa que calme tus nervios

Prepara tu carta de presentación

Hablo de tu Currículum, si bien es cierto, hoy en día es bien dicho que un“CV” ya no lo es todo no te vayas a topar con un empleador que no piense lo mismo. Te recomiendo revisar la posición a la que aplicaste, y hacer una lista de tus virtudes, habilidades y conocimientos que vayan de acuerdo a la plaza. NUNCA PIENSES que tu resumen no es lo suficientemente bueno, ¡Lo és! y sobre todo NO MIENTAS.

Práctica y deja todo listo

Práctica, práctica y más práctica. En frente del espejo, frente de un miembro de tu familia o un amigo de confianza es lo mejor que podrías hacer. Sin embargo no memorices todo lo que dirás; solo recuerda quien eres, que te gusta, en qué eres bueno, saca a relucir todo lo que te hace diferente y déjale claro al empleador que no hay persona más indicada que tú para ese puesto. Por último deja tus cosas y todo listo para el gran día; tu ropa, tu resumen, busca saber bien la dirección y así te evitarás el estrés de última hora

¿Listo para tu primera entrevista? ¡Suerte!

Suscríbete
error

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *